Thursday, November 12, 2009

Error en la Ciudad: Adez

"Recibí respuesta de cliente. Al parecer le fue satisfactorio tu trabajo. Por el momento no tengo más trabajo para ti.", fue la respuesta de mi jefe. 'Gordo inútil', pensé antes de pararme de mi modulo de trabajo para caminar hasta el transportador vertical de el edificio. Bajé hasta la planta baja no sin antes pedir mi modulo de transporte por mi ordenador personal holográfico que llevaba siempre en mi mano. Nada me ataba más a esa vida que ese aparato. Se tiene el control total de todo y de todos a través de ese aparato. Puedes pedir una taza de café para dentro de un año en tu modulo de trabajo o mandar un informe a tu jefe desde la calle. Puedes mandar pedir un nuevo modulo de transporte o arreglar el que ya tienes. Puedes buscar una pareja en base a su historial genético y sistema inmunológico, y eso es exactamente lo que hacia cuando llegó mi módulo. Volteé a ver el modulo negro impecable que tenía enfrente de mi parado en el vestíbulo del edificio, regrese a mi ordenador personal y mande mi transporte a el edificio donde descansaba.

Tenía ganas de caminar, o correr, salir de la rutina, cometer errores solo por la diversión de hacerlo.Camine un rato por el cemento frío, aunque mis zapatos no me dejaban sentirlo, por que se calentaban solos. Cero incomodidades. Prácticamente los zapatos caminaban por mi. En general lo único que diferenciaba caminar de subirse al módulo de transporte era el poco ejercicio que hacías y el tiempo en llegar, que en este momento no me afectaba.

Seguía buscando pareja en la base de datos, cambiando las características que buscaba, una acompañante linda para pasar un rato. Aparecían cientos de mujeres. Cambiaba los rasgos distintivos, color de cabello, preferencias y temas de conversación, hasta posiciones preferidas, cuando un mensaje entró a el cubo holográfico de mi ordenador. Le di vuelta a el cubo y seleccioné el mensaje, que me había enviado, por lo visto, G. Palahniuk, mi nuevo cliente preferido."Destruye la monotonía. Rompe la rutina. Se siente bien. 81/2. Gerard Palahniuk." Eso era todo. El lenguaje se ha reducido bastante. Afuera, intentamos rescatar palabras olvidadas de libros que encontramos en las ruinas de ciudades exploradas. Pero no nos brinquemos aún.

Me detuve. Mire a mi alrededor. La adrenalina en mi cuerpo se elevo mientras pensaba como podía romper la rutina. Entonces, me quite el abrigo que tenía puesto, me quite los zapatos, tire la corbata y mi sombrero y corrí. Corrí como si alguien me estuviera persiguiendo. Corrí de mi monotonía, de mi soledad, de mi rutina, de mi trabajo, de los módulos individuales y de la sociedad hipócrita, automatizada e inerte. Corrí sonriente, corrí libre. Mientras daba grandes zancadas no me percaté de si me veían o no me veían los demás, solo corrí sin rumbo entre edificios gigantes de vidrio inteligente y calles desiertas, pulcras y aburridas. Yo en ese momento era el caos en el desorden, me convertía en el error en la ciudad.

Corrí hasta que no pude más. No estaba acostumbrado a correr, pero aún así tenia una perfecta condición. Durante el sueño, en nuestros módulos de descanso, habían aparatos que mantenían a nuestros músculos en perfecto estado, ni forzados ni atrofiados por el desuso. Me detuve a la mitad de una de las calles. Muy pocos módulos de transporte se desplazaban a nivel suelo, por lo general gente con miedo a las alturas o si habían llegado a su destino, aunque cada edificio tenía varios vestíbulos, en cada nivel adyacente a alguna vía de transporte, que en casi todos los edificios tocaban al menos diez.

Uno o dos módulos me rodearon para seguir su camino y las personas me miraban con ojos de asombro. Yo me carcajeaba. Reía de lo feliz que me sentía. Me sostenía de las rodillas mirando el piso o me sostenía la cabeza. Después comencé a dar vueltas con los brazos extendidos viendo hacia arriba. Reía sin parar. No cabía en mi mismo de lo grandioso que todo se sentía. El piso por primera vez en mi vida se sentía áspero y me agradaba. Me sentía hirviendo y a la vez tenía frío por el sudor que empapaba mi cuerpo y mi ropa, pero el aire se sentía delicioso, aunque nada comparado con la brisa del mar el día que por primera vez lo vi.

Entonces un modulo se detuvo junto a mí. Una hermosa mujer se bajó de el, y se dedicó a observarme detenidamente. Yo volteé a verla, y por primera vez en mi vida me atreví a ver a una mujer a los ojos sin conocerla, o sin siquiera acordar términos para un encuentro. Ella sonrió. Su sonrisa era perfecta. Sus ojos, cafés claro, me miraban estupefactos. Después de un rato de vernos el uno al otro, ya que había recuperado el aliento, aunque sin dejar de reír, me quite la camisa.

Ella se rió un poco, pero no dijo nada. Luego de otro rato de verme en silencio sonriendo como un retrato de los bloques informativos sobre nueva ropa de moda, por fin me dirigió la palabra.
"¿Que has hecho para estar así? Yo también quiero." Me dijo. "Corrí." dije, sin mayor explicación.
"Nunca lo he hecho..." dijo, pensativa, por primera ves volteando a ver hacia otro lado, el piso y luego mis pies sin zapatos. "Eso es lo divertido. Ven. Corre conmigo. Rompe la monotonía." Ella sonrió otra vez y me miró de nuevo directamente a los ojos, su expresión como si le hubiera leído la mente. Tiro su gabardina, sus zapatos, su hermoso sombrero con rosas de un rojo profundo, y un broche con una rosa del mismo estilo. "Lista." Me dijo. Le ofrecí mi mano y ella la tomó. La jalé un poco al comenzar a correr de nuevo, y corrimos tomados de la mano entre varios edificios antes de soltarnos.

Entre cada cuantas zancadas, brincaba en el aire y reía mas fuerte. Yo la seguía de cerca, admirando la alegría de otra persona y siendo feliz por los dos. Después de unas cuadras mas, me tomo de la mano y comenzó a dar vueltas.
"¿Viste el mensaje de error?" Me preguntó, después de caer al piso mareados por tanta vuelta, mientras jadeábamos sudorosos tirados sin poder detener la risa. "Si. Cambió mi día. Ahora quiero más." "¡La mía también!" gritó. "Eres la primera persona que dice eso." "Se de otra persona que también piensa lo mismo." le dije, refiriéndome a Palahniuk. Abrirá un club en mi edificio en unos días, y hoy lo veré ahí a las ocho horas y media. ¿Quieres acompañarnos?" "Me gustaría mucho." me contestó. Seguimos riendo tirados a media calle como un par de locos mientras módulos rodeaban nuestros cuerpos. Al cabo de unos largos minutos donde nuestros sentidos seguían despiertos al máximo por la adrenalina, dejamos de reír, y continuamos acostados, apreciando la vista de la enorme ciudad desde sus bases.

"¿Cual es tu nombre?" Me preguntó. En toda la vida, nadie me había preguntado eso, nadie se conoce en la ciudad sin antes buscar sus antecedentes e historiales. Currículum Vitae.
"Zackarías Agar. ¿El tuyo?" Respondí. "Jaqueline Adez." Contestó. Apoyada en su brazo derecho, me veía sonriente con su hermosa cabellera negra obscuro tocando el piso color gris pálido.

2 comments:

Samantha Duvert said...

Lo ame, d los tres..no sé.. es el q mas me ha gustado, tal vez incluso noto mucho mejor la redacción q en los dos anteriores

Midori said...

Me gustaron la idea y el concepto, la forma de presentarlos debe ser innovadora e interesante para que sea un universo completamente nuevo, y no se confunda con ideas existentes como matrix o etc XD, y creo que hasta ahora has hecho un muy buen trabajo en esa parte, pero hay que cuidarlo para que no pueda volverse predecible.

Tiene por ahí algunos "errores" en ortografía y redacción XD jaja no sé si sea a propósito =P de lo contrario me gustaría darle una revisión al texto, si y cuando quieras XD

Me parece que hace falta un poco más de profundización en los personajes, quiénes son, qué los motiva, su psicología, aunque entiendo que todos deben estar muy "robotizados" por el momento, creo que ayudaría a darle vida al texto y a empatizar con ellos.

Me parece buena idea dejar ver pequeñas referencias sobre lo que ocurrirá en el futuro de la historia como los has hecho, una o dos por capítulo para no sobrecargarla, sencillas pero que te animen a leer más y a interesarte por la historia, que sean intrigantes.

Hasta el momento, muy bien! Jeje me gustó. Muchas felicidades!! Estaré al pendiente de la continuación =D